Lo más importante.

Últimamente no paro de estar agradecida por todo lo que tengo. No paro de reflexionar en el sentido de la vida y es que parece que a partir de los veinte te empiezas a dar cuenta de que ya no eres un niño, empiezas a tener responsabilidades y no sabes como reaccionar realmente al cambio….